Participación del Programa de Medicina Familiar en el apoyo a las familias afectadas por el Incendio de Valparaíso

Más allá de lo biomédico, Médicos de Familia Hoy.

valpo_catas

El día Sábado 12 de Abril del 2014 ocurrió en Valparaíso una de las peores tragedias que recuerda esta ciudad portuaria. Este incendió comenzó a las 16:00 en un área forestal del camino La Pólvora, se propagó rápidamente a los cerros Mariposas, Monjas, La Cruz, El Litre, Las Cañas, Merced, La Virgen, Santa Elena, Ramaditas y Rocuant donde viven miles de familias ahora víctimas de esta catástrofe. Dejando más de 2.900 viviendas destruidas y cerca de 12.500 personas damnificadas.
Inmediatamente se activaron redes asistenciales, comunitarias, voluntarias, entre otras, para trabajar en apoyo a las personas afectadas.
Entre escenas de dolor, angustia y desesperanza, afectados, vecinos y voluntarios se dieron cita en los lugares donde el fuego ya había remitido para comenzar a remover los escombros.

valpo_catas2

En virtud de esta catástrofe se trabajó en equipo como programa de Medicina Familiar de la Universidad de Valparaíso para ayudar en terreno no solo en los albergues, sino también en los distintos cerros donde ocurrió el desastre, cabe destacar que se instaló una posta médico sanitaria de emergencia en la sede del club deportivo “River Chile” ubicado en el cerro La Cruz, coordinada por Rodrigo Manzano y Pablo Araya (residentes) en conjunto con la Brigada Henry Reeve (médicos chilenos graduados en la Escuela Latinoamericana de Medicina-Cuba), brindando apoyo y garantizando continuidad.
Con el propósito de atender a las personas que se vieron damnificadas, se habilitaron varios albergues en los cuales residentes de medicina familiar, participamos en primera instancia como voluntarios, algunos coordinados por los directores de los CESFAM en donde el rol no resultó ser solo biomédico, sino con enfoque en atención integral tales como: intervención en crisis, educación preventiva “fomentando la salubridad”, creación de mapas epidemiológicos, gestores y coordinadores en la acción de redes con otros entes institucionales (Seremi de Salud, CORMUVAL, SSVSA, Cruz Roja, Fuerzas Armadas, Representantes de Alberges, Dirigentes Vecinales, Profesionales voluntarios, etc.); brindando atención en todo el ciclo vital, además de colaborar con la entrega de ayudas para todos los afectados.
Posteriormente los residentes de medicina familiar en conjunto con tutores del programa, realizamos una jornada de reflexión el día Viernes 23 de Mayo, la cual tuvo como objetivo que todos los actores compartieran su experiencia, evaluamos que tan efectiva fueron las intervenciones en las que participamos con los afectados del incendio, para rescatar lo positivo de estos procesos, e identificar del mismo modo las debilidades con el propósito de ir superándolas, y mejorar nuestro accionar integral en el ámbito de una emergencia o posterior a ella sin perder la continuidad en las personas afectadas, instaurando y desarrollando el enfoque biopsicosocial que caracteriza la verdadera labor del médico de familia.

Residentes y tutores 2014. En la foto, de izquierda a derecha: (adelante) Edison Hernández, Francisca Canales, Karina Vargas (Tutora), Katty Ojeda, Camila Schulbe, Laura Villares, Rodrigo Manzano, Paula Díaz (Atrás) Damián Mann, Carolina Reyes (Jefe de Catedra), Claudio León, Pablo Araya, Carlos Soza y Sebastián Beltrán. Y falta en esta foto Juan Gutiérrez (residente).

Residentes y tutores 2014. En la foto, de izquierda a derecha: (adelante) Edison Hernández, Francisca Canales, Karina Vargas (Tutora), Katty Ojeda, Camila Schulbe, Laura Villares, Rodrigo Manzano, Paula Díaz (Atrás), Damián Mann, Carolina Reyes (Jefe de Cátedra), Claudio León, Pablo Araya, Carlos Soza y Sebastián Beltrán. Y falta en esta foto Juan Gutiérrez (residente).

valpo_catas4 (1)

En estas fotos se destaca la presencia de los Residentes Laura Villares (en la primera foto, tercera desde la derecha) y Edison Hernández (en la segunda foto primero sentado desde la izquierda).