WONCA firma memorándum de entendimiento con OMS

Las encuestas y sondeos de los que disponemos nos dicen que nuestra relación, colaboración y actividad con la Organización Mundial de la Salud son extremadamente importantes para nuestras Organizaciones miembro.

A lo largo de los años, hemos ido construyendo de forma constante nuestra reputación dentro de la Organización Mundial de la Salud como una organización profesional representativa y respectada, una organización que da voz a 500.000 médicos y médicas de familia en todo el mundo.

Durante varios años, hemos tenido el privilegio de contar con el estatus oficial de “Organización con Relaciones Oficiales” o “Actor no Gubernamental” dentro de la Organización Mundial de la Salud. Este estatuto nos permite contribuir a jugar un rol en las estrategias políticas, responder los borradores de publicaciones y documentos políticos y participar directamente en los debates de la Organización Mundial de la Salud, así como poder asistir a la reunión Ejecutiva anual y a la Asamblea mundial en salud, durante las cuales los Estados con representación en la OMS toman las decisiones más importantes. Esto nos permite, a través de nuestros Grupos de Trabajo y Grupos de Interés Especial, así como de nuestro Ejecutivo, poder ofrecer actualizaciones especializadas en una amplia gama de temas, contribuyendo así a fortalecer una política sanitaria global y el cómo implementarla.

Muchos de nosotros nos sentimos decepcionados al ver que finalmente, la Declaración de Astaná no hace referencia explícita al papel central que tienen los médicos de familia, a pesar de que sí se especificaba ese rol de forma clara en todos los borradores anteriores al documento final. Gracias al papel activo de la WONCA, muchas de las presentaciones y exposiciones más técnicas que se hicieron en la Conferencia de Astaná se focalizaron en el papel crucial que juega la Medicina de Familia. De todos modos, nuestra impresión es que no se llegó lo bastante lejos.

En un artículo anterior de “Mi punto de vista…” puse el foco en nuestra agenda para los próximos dos años. Cito aquí una parte de mi columna a modo de recordatorio:

“Externamente, las prioridades clave para el bienio 2018-2020, son las de cooperar de forma efectiva con la Organización Mundial de la Salud, aumentando el perfil de la WONCA y su visibilidad a nivel global. Nuestra agenda ha sido definida. Aceptaremos el reto, utilizando la experiencia de la que disponemos con nuestra permanencia. Ayudaremos a los Presidentes Regionales de WONCA para que trabajen conjuntamente y de manera resolutiva con las diversas oficinas de la Organización Mundial de la Salud. Aumentaremos, coordinaremos e identificaremos nuestra relación con la Organización Mundial de la Salud a nivel de política global.”

En noviembre escribí al Director General de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, le expresé nuestro disgusto por la ausencia de la Medicina de Familia dentro de la Declaración de Astaná y recibí una respuesta muy positiva por su parte. Durante los meses de diciembre y enero, trabajamos con los colegas sénior de la Organización Mundial de la Salud en el desarrollo del Memorándum de Entendimiento (Memorandum of Understanding, MOU) y me siento feliz de poder explicar que el documento se firmó – tanto por parte del Doctor Tedros como por mi parte – durante la reunión de la Ejecutiva de la OMS a finales de enero.

Los MOUs son relativamente extraños en la OMS. Este Memorándum en concreto reconoce el papel central que juega la Medicina de Familia en la lucha por la cobertura universal de salud. La Medicina de Familia también ofrece el potencial de poder trabajar en una colaboración todavía más estrecha con las políticas y las cuestiones relacionadas con la implementación de la Organización Mundial de la Salud y que harán que se expanda más la universalidad a escala global.

El MOU refuerza y consolida nuestra posición dentro de la OMS. El Memorándum, sin embargo, no reemplaza nuestra relación existente, pero hace un reconocimiento – a nivel de la Dirección General de la Organización Mundial de la Salud – de que los médicos y las médicas de familia son una parte importante de los equipos de Atención Primaria, necesarios para conseguir una asistencia sanitaria con una visión global del paciente y para alcanzar la Cobertura Universal de Salud (Universal Health Coverage, UHC).

Estamos deseando trabajar incluso más codo con codo con la Organización Mundial de la Salud – a un nivel central, tanto a nivel de las regiones de la WONCA como a nivel nacional, con el fin de poder progresar hacia el objetivo de una Atención Primaria efectiva, accesible y de calidad para todo el mundo. El Memorándum de Entendimiento ofrecerá a los presidentes de las diversas regiones de la WONCA un punto de inicio largamente esperado con el fin de estrechar la colaboración de forma más activa y proactiva con el resto de colegas de la OMS, a nivel de los países y de las oficinas regionales.

Continuaremos reforzando nuestra reputación y apoyando a nuestros colegas médicos de familia para asegurarnos no solamente de que nuestra voz esté siendo escuchada, si no que también se entiende y que se actúa teniéndola en cuenta. Continuaremos enfrentándonos a los retos que nos hemos marcado para nosotros, en nombre de nuestros miembros.

Descargar comunicado de prensa (en inglés): MOU WONCA-OMS


Fuente: WONCA Global Family Doctor (www.wonca.net)

A %d blogueros les gusta esto: