Declaración del GDT "Espiritualidad y Salud" en relación a la Atención Primaria y Medicina Familiar

Declaración
Grupo de Trabajo “Espiritualidad y Salud”
Sociedad Chilena de Medicina Familiar

En relación a las declaraciones del Presidente Sebastián Piñera de los últimos días, en las cuales ha señalado que se creará la especialidad médica de atención primaria, que no ésta no es resolutiva pues “lo único que se hace es dar un par de aspirinas y derivar”, queremos sensibilizar a la comunidad y relevar el rol que cumplen los equipos de Atención Primaria de Salud y el aporte de la Medicina Familiar dentro de esta estrategia.

  • La especialidad médica de la Atención Primaria se llama Medicina Familiar, existe hace más de 30 años en Chile, cuenta con sustento científico y académico, y cuenta con creciente evidencia de impacto en la salud poblacional en países en que se la ha fortalecido.
  • La Atención Primaria en Chile, a pesar de la histórica escasez de recursos, logra resolver actualmente cerca del 90% de las consultas. Esto tiene estrecha relación con el compromiso, la creatividad, resiliencia y amor que las cerca de 60.000 personas que allí se desempeñan ponen a disposición de la comunidad.
  • Si bien la medición de la resolutividad se basa habitualmente en la resolución/derivación de patologías, el enfoque integral utilizado en Atención Primaria abarca un sentido mucho más amplio y profundo de este fenómeno, centrándose en la persona, las múltiples dimensiones de la salud, así como la prevención y promoción. La mejor resolutividad es prevenir el daño y promover la salud positiva en el contexto de la comunidad, tarea central de la Atención Primaria.
  • La resolutividad no sólo depende de aspectos técnicos y materiales, como exámenes y medicamentos, sino que se relaciona fuertemente con las demandas emocionales y existenciales que las personas presentan al equipo de salud. La Atención Primaria de Salud y la Medicina Familiar, a través del enfoque biopsicosocial, responde a estas necesidades humanas considerando la cultura y espiritualidad de las familias y comunidades con que interactúa.
  • En el contexto socio-epidemiológico actual, con fuerte presencia de envejecimiento poblacional, enfermedades crónicas, patologías de salud mental e inequidades sociales, el rol del equipo de salud no se centra tanto en curar como en acompañar, desde el nacimiento hasta la muerte. Los equipos de salud primaria y la Medicina Familiar se esfuerzan por entregar cuidados humanizados y acompañamiento espiritual (Ley de Deberes y Derechos), aportando al valor social intangible que construyen las personas que trabajamos en Atención Primaria de Salud.
  • Este Grupo de Trabajo, al alero de la Sociedad Chilena de Medicina Familiar, está disponible para colaborar desde un diálogo respetuoso con el Ministerio de Salud y otros organismos interesados en el desarrollo de estrategias para mejorar la calidad y resolutividad -en todos sus significados- de la Atención Primaria en Chile.

 

Chile, 7 de junio de 2018

Descarga: Declaración GDT Espiritualidad y Salud sobre APS y MF 2018

A %d blogueros les gusta esto: